logo

En la UNLP entendemos que enseñar es crear condiciones, acercar contextos, integrar realidades, facilitar tareas y recursos para que las personas desarrollen su proceso de aprendizaje construyendo, modificando, ampliando y enriqueciendo sus conocimientos. Sabemos que estos procesos son posibles cuando están mediados por propuestas educativas potentes y de calidad  más allá de la modalidad en las que las mismas se desarrollen.

Estudiar a distancia implica que la mayoría de los encuentros entre docentes y alumnos se realizarán mediados por algún entorno tecnológico preparado para tal fin. Los entornos de enseñanza están diseñados para sostener aulas virtuales en las que se encuentran profesores y estudiantes, se ponen a disposición materiales diseñados por los docentes, permite desarrollar propuestas de trabajo individuales y  grupales, sincrónicas o asincrónicas,  realizar seguimiento el proceso y trabajo de los estudiantes, etc.

Esta modalidad requiere un trabajo académico y pedagógico creativo por parte de los profesores además de tutores formados para acompañar, seguir y facilitar los diversos procesos implicados en esta modalidad (académicos, pedagógicos, tecnológicos y administrativos) y estudiantes proactivos, autogestivos y con buen manejo de los tiempos.

El cronograma (en el que se articulan propuestas, contenidos, fechas y tiempos) se constituye así en una herramienta que facilita el seguimiento del itinerario educativo propuesto en el curso.

Por otra parte, muchas cátedras de las carreras que brinda la UNLP, crean aulas virtuales para ampliar el alcance de sus propuestas presenciales.

La UNLP a nivel presidencia cuenta con entornos virtuales: AulasWeb, CAVILA y Cursos Externos. Así mismo algunas Unidades Académicas disponen de sus propios entornos virtuales de Enseñanza y Aprendizaje articulados con la Dirección de Educación a Distancia a nivel central. Para más información ver “Aulas Virtuales“.